La COALICO presenta el Boletín ONCA No. 23 -e Infografía-, del Observatorio de Niñez y Conflicto Armado (ONCA), a propósito de la primera conmemoración del Día internacional para proteger la Educación de ataques, declarado el pasado 28 de mayo de 2020 por la  Asamblea General de la ONU a través de su resolución /74/275.


Como parte de sus estrategias de trabajo, la COALICO desarrolla una tarea permanente de monitoreo sobre las violaciones de Derechos Humanos (DDHH) e Infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) que con ocasión del conflicto armado han afectado a niños, niñas y adolescentes, haciendo especial atención a las categorías de análisis del Mecanismo de Monitoreo y Presentación de Informes (MRM) correspondiente a la Resolución 1612 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.


Como resultado de esta labor de monitoreo, durante el primer semestre del año 2020 se ha identificado la persistencia de los efectos del conflicto armado y la guerra en la vida de los niños, niñas y adolescentes en el país, un factor adicional a tener en cuenta en este periodo es la situación generada por el SARS-CoV-2, que causa la enfermedad conocida como COVID-19, donde se han visto afectados los derechos humanos de las niñas y los niños donde se han visto afectados los derechos a la salud, educación, alimentación entre otros. Así mismo, es notable el incremento de los casos de violencia intrafamiliar y un peso adicional sobre las situaciones socioeconómicas de las familias y las comunidades en general.

Sumado a lo anterior y debido al cierre necesario de las escuelas para prevenir la expansión del virus, es visible a la luz del ONCA la agudización del riesgo de reclutamiento y uso de niñas y niños por parte de los diferentes actores armados, como lo ha demostrado el seguimiento de la situación en el marco de la pandemia.

Entre enero y junio de 2020, se registraron 120 eventos que implicaron afectaciones directas a NNA –de acuerdo con las categorías diseñadas a partir de la Resolución 1612 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas-; y la categoría de Desplazamiento Forzado, agregada para el caso colombiano. Esta cifra, en comparación con la registrada durante el mismo periodo en el año 2019, presentó una disminución el en total de eventos que afectaron a niños, niñas y adolescentes el cual paso de 126 en el primer semestre de 2019 a, 120 en el primer semestre de 2020. Sin embargo, pese a la disminución de 6 eventos, se identificó un aumento importante en el número de casos de niñas, niños y adolescentes víctimas por las diferentes afectaciones en el conflicto armado que pasaron de 8.729 aproximadamente entre enero y junio de 2019 a por lo menos 9.594 víctimas en el mismo periodo del año 2020.

Esta edición del Boletín N°23 del ONCA, presenta además un análisis político desde la necesidad de garantizar los derechos de las niñas, niños y adolescentes en situaciones de conflictos armados, teniendo como base que a pesar de los esfuerzos que se han hecho con la implementación del Acuerdo de Paz, las dinámicas territoriales siguen permeadas por diversos actores armados y con ellos todas las lógicas de control y afectación directa a las comunidades en particular a esta población.

Lea y descargue el Boletín No. 23 del ONCA AQUÍ

Descargue la Infografía del Boletín No. 23 ONCA AQUÍ