La Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO)[1] rechaza y llama la atención del Ministro de Defensa Sr. Diego Molano por sus declaraciones de este miércoles 10 de marzo, cuando se ha referido a los niños y niñas víctimas de reclutamiento ilícito en el país como “máquinas de guerra” cuando ha sido entrevistado en diferentes medios de comunicación sobre los hechos acaecidos el pasado 2 de marzo de 2021 en el departamento del Guaviare donde por una acción de bombardeo contra disidencias de las FARC-EP se dio muerte a varios niños que se encontraban reclutados presuntamente por este grupo armado.

Lo anterior genera el repudio de la sociedad civil atendiendo a los principios de protección de los niños y las niñas en los conflictos armados y basados en los principios del Derecho Internacional Humanitario -DIH- y los Derechos Humanos que concuerdan en considerar a niñas, niños y adolescentes vinculados a grupos armados como víctimas así como reafirmando las obligaciones de la fuerza pública en materia de DIH al menos bajo los principios de proporcionalidad, precaución y distinción que les asiste y los llama a tener en cuenta a la población civil y en particular a los sujetos de especial protección como lo son los niños y las niñas (todas aquellas personas menores de 18 años de edad).

Atendiendo a que estas situaciones no se presentan de manera aislada y no solo corresponden a la responsabilidad directa de los grupos armados quienes deben responder por el reclutamiento de niños y niñas, el país, la sociedad pero principalmente el Estado colombiano no pueden olvidar la obligación internacional de proteger a los niños y las niñas en el conflicto armado que asiste por la ratificación de los instrumentos de protección de los derechos humanos, el DIH, la Constitución Política y el ordenamiento jurídico interno vigente.  

Por lo anterior, se insta al gobierno colombiano a respetar en todas sus acciones, declaraciones y pronunciamientos el deber de protección con los niños y las niñas. Si bien es cierto están llamados a proteger la integridad, la seguridad y hacer frente a los grupos armados en el conflicto colombiano, no pueden olvidar que se deben a la protección de la Nación incluyendo a todas las niñas y niños independientemente de la situación por la cual atraviesen como es el caso del reclutamiento ilícito por el cual se les convierte en víctimas del conflicto armado.

Es necesario subrayar que desde la COALICO se ha denunciado de manera reiterada la continuidad del reclutamiento y utilización de niñas y niños en diferentes zonas y regiones del país, por diferentes grupos armados, sin que el fenómeno haya disminuido o se haya logrado evitar.

La COALICO envía un saludo solidario a las familias de los niños y niñas víctimas de reclutamiento ilícito que han muerto en este bombardeo, así mismo, recuerda a todas y todos aquellos que han sido víctimas de este crimen de guerra, de la violación de sus derechos, que periódicamente suman las cifras de quienes son muertos en este tipo de situaciones, que ha sido parte de la historia del conflicto armado en Colombia.


Suscribe la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia (COALICO) conformada por: Asociación Cristiana Menonita para Justicia, Paz y Acción Noviolenta (Justapaz); Benposta Nación de Muchach@s; Centro de Desarrollo y Consultoría Psicosocial Taller de Vida; Corporación Vínculos; Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI Colombia); Fundación Creciendo Unidos (FCU) y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS – Colombia)