Delegaciones de la sociedad civil alertan en Londres sobre abuso de niños y rechazan la impunidad.

Independiente de las conclusiones, los acuerdos y los compromisos a los que se llegue en estos cuatro días, la Cumbre Mundial contra la Violencia Sexual, que se lleva a cabo entre el martes y el viernes en la capital británica, ya alcanzó su primer logro: poner el tema en el primer lugar de la agenda.

En este escenario, las voceras de la sociedad civil colombiana denunciaron este miércoles la forma en que la violencia sexual afecta a niños y niñas, y pidieron al mundo monitorear la situación de quienes defienden los derechos humanos en el país.

Lea el artículo completo en: El Tiempo