La Coalición Contra la Vinculación de Niños al Conflicto Armado en Colombia (Coalico) ha luchado para que graves delitos perpetrados por los grupos ilegales no queden en la impunidad. La subdirectora del ICBF, Adriana González, evidenció la preocupación que tienen en la institución por los niños que han perdido a sus padres en la guerra: “Siempre se habla de los niños forzados a la guerra, abusados sexualmente o víctimas del secuestro, pero nunca del niño huérfano como consecuencia de un hecho violento”.

Lea la nota completa en: El Espectador.com