Los sitios preferidos por los grupos ilegales para el reclutamiento infantil son, según Coalico (Coalición contra la vinculación de niños, niñas y adolescentes al conflicto Armado en Colombia) las escuelas y los escenarios de encuentro.

Según esta entidad, una de las prácticas de los grupos ilegales es realizar actividades «lúdicas y deportivas, como torneos de fútbol, lo que les ha permitido tener un censo de las personas menores de 18 años que hay en sus zonas de influencia. Estos espacios les son útiles a los grupos armados para saber cuántos niños y de qué edades se encuentran y disponer de ellos cuando lo decidan».

Lea la nota completa en: El Colombiano